Seleccionar página

Blizzard asegura que la tregua es un error que rompe la esencia del juego y que, en algún parche de Dragonflight, volverán a sonar los tambores de la guerra.

Y es que, al final, World of Warcraft es lo que es gracias al conflicto bélico que estas dos facciones se traen desde los años 90.

Aunque muchos jugadores de ambos bandos llevan años pidiendo a gritos el fin de la guerra y el desarrollo del juego interfacción, muchos otros son los que se cortarían un brazo antes que jugar al lado de un «hordo» o un «alianzo«

Blizzard, que aunque se hacen los tontos, no lo son, se han dado de cuenta de que la esencia del juego se perdería si estos dos bandos llegasen a colaborar, así que hará algo para que, una vez más, se produzca un malentendido que lleve a la Horda y a la Alianza otra vez a los campos de batalla.

Las diferencias que existen en el juego existen también en los equipos de desarrollo. Mucha gente no lo sabe pero las oficinas de Blizzard están divididas en dos edificios, uno rojo y otro azul. Existen algunos becarios que hacen el papel de intermediarios para que los dos equipos se comuniquen entre ellos, pero rara vez lo consiguen y no suelen salir con vida del otro edificio.

Al hacer el juego interfacción se intentó que estos dos equipos trabajasen juntos en una oficina conjunta, pero fue imposible: se insultaban, se pegaban… en definitiva, se hacían la vida imposible unos a otros. Así que desde las oficinas centrales entendieron que si en los equipos de desarrollo no había funcionado, tampoco lo haría en el juego.

Los que soñábais con las hermandades interfacción, seguid soñando porque no van a llegar nunca… es lo que hay.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.