Seleccionar página

Por fin, los villancicos podrán ser escuchados por megafonía en todas las capitales de Azeroth.

 

 

Pasó Halloween, pasó el Evento del Peregrino y llega, por fin, la época más esperada por todo jugador de Wow: el Festival de Invierno. Blizzard está con las pilas a tope, y en su afán por mantener a los jugadores pagando la mensualidad jugando al Wow el mayor tiempo posible, han decidido añadir efectos «más inmersivos». Durante el mes de diciembre, junto al evento navideño, los jugadores podrán sentir el espíritu de estas fiestas en todo momento, tanto en su vida real como en el juego. Cada vez que estén en una capital (no sólo Ventormenta u Orgrimmar), sonará la música ambiental típica de estas fechas: los villancicos.

Las músicas típicas de las ciudades serán sustituídas por canciones navideñas como «we wish you a Merry Christmas» o la ya famosísima «all I want for Christmas is you». Añadiremos efectos de baile, como el que ya vemos con la «varita de ovación festiva», cada vez que un jugador se quede AFK en estas ciudades. Tenemos pensado hacer aparecer montoncitos de nieve en lugares aleatorios de las calles y edificios destacados, como el banco o la subasta, y cuando alguien lo clique, nevará en ese lugar durante 5 minutos. queremos que estas fiestas sean muy especiales, sobre este año de mierda de pandemia.

La compañía norteamericana está a tope con estos cambios pero, ¿cómo se lo tomarán los jugadores?

Arthur Mifasol, de Vancouver, Canadá, nos da su opinión: «Estoy a tope de power, es mi época favoritísima del año, en la que canto, bailo, hago galletas y me pongo los jerseys horribles navideño. Poder vivir todo eso en el juego es, uff, es lo más, no puedo con el hype, estoy deseando que empiece el evento, ahhhhhhhhhh» (se aleja corriendo con el gorro rojo navideño)

Rebecca Nowinter, desde California, EEUU: «odio la Navidad, no me gusta, es un asco, todo el mundo sonríe y canta, ¿pero qué les pasa? El mundo se muere y esta gente está de fiesta todo el día, es que mira de verdad, eh….» (se la llevan)

Cada uno lo disfrutará como pueda, o no, pero lo que está claro es que el Wow siempre sorprende.

Ve y canta, Adalid!