Seleccionar página

A pesar de que existen muchos jugadores que las utilizan, la opinión mayoritaria es que deberían desaparecer. 

Tras una exhaustiva encuesta realizada entre la comunidad de jugadores de World of Warcraft, se han revelado las combinaciones de raza-clase que más odian los aventureros de Azeroth. Los resultados han generado un intenso debate en los foros del juego, con jugadores expresando sus razones absurdas para detestar estas combinaciones.

Aquí están las cinco combinaciones de raza-clase más odiadas, junto con los motivos ridículos detrás de este odio:

5. Goblin Sacerdote

«Los goblins son demasiado codiciosos y egoístas para ser sacerdotes. Además, ¿sus rezos incluyen cláusulas de rescisión?»

4. Draenei Cazador

«Los draenei son demasiado pacíficos para ser cazadores. Además, ¿cómo manejan el arco y la flecha con esos cuernos tan grandes en el camino?»

3. No-muerto Sacerdote

«¿Sacerdotes muertos vivientes? ¡Eso va contra la naturaleza de la Luz! Además, ¿quién querría recibir una cura de un sacerdote que huele a muerto?»

2. Tauren Pícaro

«Los tauren son demasiado grandes y torpes para el sigilo. Además, ¿cómo esperan esconderse detrás de las sombras con esos cuernos tan llamativos?»

1. Gnomo Guerrero

«¿Cómo se supone que deben luchar estos diminutos guerreros? ¡No alcanzan ni a tocar las rodillas de sus enemigos!»

 

Estos resultados han generado risas y comentarios sarcásticos en la comunidad de jugadores, con muchos expresando incredulidad ante las razones ridículas detrás del odio hacia estas combinaciones de raza-clase. «¡Es solo un juego, después de todo!», comentó un jugador con ironía. «¡Dejemos que los gnomos guerreros luchen con espadas de tamaño pica y veamos qué pasa!».

Aunque estas combinaciones pueden no ser las más populares entre los jugadores, ciertamente han generado un debate animado y un montón de risas en el mundo de World of Warcraft.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.