La montura del jinete decapitado sancionada por absentismo laboral

Blizzard ha sancionado con suspensión de sueldo y empleo a la montura del jinete decapitado por «absentismo laboral»

Un año más, los foros de World of Warcraft se llenan de protestas por los jugadores que se quejan del desesperadamente bajo drop que tiene esta montura.

Algunos jugadores afirman llevar «literalmente» desde los inicios del juego intentado conseguirla sin éxito.

Sin embargo Blizzard, en su defensa, ha confirmado que el problema no es un porcentaje bajo del drop, si no de la propia montura que no se presenta a trabajar.

Se trata de un trabajador fijo-discontínuo que sólo tiene que presentarse en el juego durante las semanas que dura el evento. Sin embargo, la mitad de los días llega tarde o directamente no llega. 

Además de que las pocas veces que se presenta lo hace en lamentables condiciones, suele irse antes de su hora y bebe alcohol durante las horas de trabajo. 

Algunos jugadores se han quejado incluso asegurándose que la montura que a ellos les ha tocado estaba borracha o «algo peor»

El Jinete Decapitado se ha sumado a la protesta, puesto que en alguna ocasión ha tenido que disputar el evento él solo, teniendo que utilizar un caballito de madera a modo sustitución o incluso una escoba vieja.

Por su parte, la montura no ha querido pronunciarse al respecto y ha preferido guardar silencio en todo lo relativo a la sanción.

La cuota de World of Warcraf desgravará en Hacienda

María Jesús Montero, actual ministra de Hacienda, ha confirmado en una rueda de prensa que «los jugadores de World of Warcraft podrán desgravar la cuota en el ejercicio del siguiente año»

Se trata de una medida que beneficia a ambas partes: por un lado, los jugadores que hasta ahora estaban haciendo uso «ilegal» del juego en servidores privados, se animarán a jugar en el servidor oficial de Blizzard sabiendo que su cuota mensual ayudará al beneficio de la hacienda pública española.

Por otro lado, el Ministerio de Hacienda confirma que así se estará regulando el ejercicio económico que existía alrededor de este videojuego.

María Jesús Montero (que se ha declarado públicamente gran jugadora de World of Warcraft) ha confirmado que la medida entra en vigor de forma inmediata, y que en Abril del próximo año se añadirá una casilla para incluir el gasto incurrido en World of Warcraft durante el ejercicio 2021.

Además, ha añadido que el Ministerio de Hacienda está trabajando para incluir cuotas de otros videojuegos, no sólo rpgmmo, si no también shooters, juegos de estrategia, etc…

Durante la rueda de prensa, algunos periodistas preguntaron si sería posible declarar también el oro que se gasta «in game» haciendo estallar las risas de la sala.

A pesar de la pregunta, la ministra respondió muy seria que esa medida estaba ya sobre la mesa y que en las próximas semanas se anunciarían novedades.

Ve y desgrava adalid.

Nuevas razas aliadas confirmadas: Venthyr y Kyrianos

El color rojo de Revendreth y el azul de Bastión hizo sospechar a algunos jugadores, pero nadie les hizo caso.

Una vez más Blizzard ha vuelto a jugar al engaño. Con la excusa de que «las razas aliadas fue una característica añadida en exclusiva en Battle for Azeroth», todos los jugadores de World of Warcraft dieron por hecho que, una vez finalizada esa expansión, no volverían a incluir razas jugables (al menos aliadas) en el juego.

De este modo, todo el mundo se llevó una gran sorpresa cuando Blizzard anunció en su cuenta oficial de Twitter la noticia.

Aunque no han anunciado todas las características de estas dos nuevas razas aliadas, sí han confirmado algunas como:

  • Vínculado al ánima (comunes a las dos razas): Al morir, tu espíritu podrá volar y viajar mas rápido para recuperar tu cadáver. Las dolencias de resurrección durarán un 50% menos y en caso de varias muertes seguidas, no tendrás que esperar tiempo para volver a la vida.
  • Desplegar alas (Kyrianos): No necesitarás una montura voladora, al llegar al nivel correspondiente podrás volar utilizando tus propias alas.
  • Absorcion de ánima (Venthyr): Absorbes el ánima de tus enemigos recuperando así un pequeño porcentaje de salud.

Blizzard aún no ha confirmado cuándo se podrán jugar estas nuevas razas, pero seguramente será una novedad que implementarán con el parche 9.2.

Abre, por fin, el primer puesto de castañas asadas del Wow.

La primera ciudad en ofrecer este tradicional puesto de venta ambulante será Ventormenta.

 

Hace unos días que empezaba el otoño y las ciudades lo celebraban con cervezas a tutiplén. Bueno, sí, era la «Fiesta de la Cerveza», pero éste no es el tema. El tema de hoy es que, por fin, y tras muchos años pidiéndolo, se inaugura el primer puesto de venta ambulante de castañas asadas.
¿Qué sería del otoño sin este elemento tan particular? Parece ser que en la vida real, este fenómeno está casi desaparecido, a la gente ya no le gusta comprar en la calle, o simplemente, ya no hace «tanto frío» y no apetece, la verdad.
Sea como fuere, esos puestitos ambulantes se trasladarán al Wow. Sí, sí, dentro del juego. ¿Acaso nuestros adalides no merecen disfrutar de tan agradable tradición? Pues prepárate, porque es posible que el próximo día que entres al juego, te sobresalte una frase bien conocida: «¡Castañas! ¡Castañas calentitas y buenas! ¡Se deshacen en tu boca, no en tu mano!»

Los desarrolladores del juego, en su afán por cambiarlo todo en esta «nueva era» que vive la empresa matriz, han cedido, por fin, a una de las demandas más populares de todo foro wowero que se precie. La primera ciudad que verá implementado este añadido, será Ventormenta:

No podía ser de otra forma, es la ciudad más ciudad que tenemos en el juego – nos aclara Ben. H.B, diseñador de entornos – El puesto de castañas lleva años en desarrollo, pero nunca era el momento de implementarlo… hasta hoy. Si bien, la primera ciudad será Ventormenta, tenemos pensado añadir unos puestos callejeros en zonas neutrales como Vista Eterna (en cuna del Invierno), a las afueras de Ulduar (en Rasganorte), las dos Dalaran y en el el círculo interior de Oribos, para que te lleves unas cuantas antes de saltar a las Fauces. No esperaremos al 9.1.5, lo implementaremos en el próximo reinicio.

Jixi Espátuladelatón, que nunca pudo vender una sola castaña asada anteriormente, por fin puede hacer su sueño realidad. Esta mecagnoma ha viajado desde Mecandria para establecerse en la gran ciudad y ser su propia jefa. Trae consigo el mejor juego de espátulas de repuesto que se acoplan al brazo y con las que: «no tengo rival posible, jijiji«.

Esperemos que el negocio prospere y pronto lo veamos en más puntos del mapa.

Ve y come castañas asadas, adalid.

Pillados en el “fragor” de la batalla

Dos estudiantes de la Universidad Complutense de Orgrimmar ha sido pillados haciendo cositas de índole privada en la sala de mecanografía. Una sala prácticamente en desuso desde hace 20 años, pero que, inexplicablemente, sigue formando parte de la vieja universidad.

Esta historia nos la relata el conserje, un viejo grúmel llamado Tolondro, (lo conoceréis por ser un comerciante habitual de Jorundall; sí, estoy seguro que lo habréis visto en una de las muchas expediciones insulares que habéis realizado durante BFA, jeje salu2). Tolondro estaba haciendo su ronda nocturna, como es habitual en él, y notó algo de jarana en dicha sala. Al principio no le dió importancia pues la Universidad, en esencia, es ruidosa y bullente. Siempre hay alumnos por todas partes, y los estudiantes, bueno, están en una edad complicada: no acaban de ser del todo adalides ni tampoco son alters, pero lo que está claro es que algunos ya tienen inquietudes “sociales” muy desarrolladas.

El viejo Tolondro nos relata que, en la lejanía de aquel pasillo en la universidad, escuchaba lo que, a priori, parecían unas indicaciones de un líder de asalto. Órdenes escuetas, directas, con energía y decisión. Lo cierto es que aquellas voces estaban fuera de lugar, no era el sitio adecuado para practicar mecánicas de asalto, ni tampoco era el alboroto de un grupo de incursión estándar. Al prestar un poco más de atención, dedujo que al menos 2 estudiantes estaban en aquella sala que apenas ya nadie usaba.

A medida que avanzaba por el pasillo en dirección de aquélla aula, eran más comprensibles los berreos que se escuchaban desde la distancia.

  • ¡Venga, va, va, tírate prepoti ya! — Exclamaba una voz femenina
  • La tengo en CD, pero usaré BL cuando estés al 30% — Respondía otra masculina
  • Jajaja, que flipao. Venga tío, que si no, vamos a wipear, ¡joer! y otro try no lo hacemos ya.

Cuando estaba cerca para poder asomarse por el cristal de la puerta del aula, de repente todo se volvió en silencio. Tolondro se extrañó, claro, y ya se dió cuenta, en ese preciso momento, que aquello no eran prácticas ni nada. Algo muy raro estaba sucediendo allí.

Abrió una de sus mochilas grúmel y buscó en su interior un manojo de llaves. Fue mirando una a una, hasta que encontró una llave con la etiqueta: “aulas”. Abrió la puerta, y la atmósfera estaba cargada. Olía a gris-gris, él sabía que allí había alguien sudoroso. Preguntó si había alguien, pero no respondió nadie. Echó un vistazo y parecía todo en su sitio, salvo por un pequeño detalle del que se percató cuando iba a marcharse, sin darle importancia al tema. Una poción de celeridad estaba vacía al lado de una maquina de escribir en una estantería.

Tomó aquél frasco y lo acercó a su hocico, era evidente que se había descorchado hacá poco, todo el mundo sabe que el efecto es potente, pero se pasa rápido. El viejo grúmel frunció el ceño y, con las mismas, dejó el frasco donde estaba y se marchó. Volvió a cerrar aquél aula e hizo como que se marchaba. Desde el interior de aquella sala llena de máquinas de escribir, se escuchó los pasos desvanecerse en la distancia por el pasillo.

  • Joder tía, ¿no dijiste que aquí no viene nadie? Casi nos pillán— Comentó la voz masculina
  • ¿Qué te pasa Tael? no me digas que lo que cuentan de los belfos es cierto, jaja — Contestó con voz burlona la voz femenina
  • Sabes que decir “Belfo” es discriminación ¿verdad? No sé en qué momento me dejé liar por una yonki del maná.
  • Jajaja, anda, anda… termina de vestirte, lo hemos pasado bien. Además, la poti que te he preparado te ha ayudado con tu “pequeño” problemilla. Aunque has sido muy torpe en dejar la botella vacía aquí. Menos mal que tiré embozo de encubrimiento y no nos ha visto el conserje.

Los jóvenes, con algún resto de BL aún en el cuerpo, recogieron sus pertenencias y, a medio vestir, forzaron la cerradura de la sala para salir de allí cuanto antes.

Al abrir la puerta, se encontraron….

[Continuará]

¡¡Si quieres conocer el final de esta noticia, déjanos un comentario en Twitter!!

Ver todos los artículos